El reto de expresar mi enojo

Ayer leí una entrada en la página de ASPASI y me he sentido muy identificada con lo expresado en relación al reto que nos representa a las sobrevivientes enojarnos.

Personalmente he estado conectada con el enojo desde hace un mes que durante una sesión de trabajo corporal realicé ejercicios que me ayudaran a sacar todo ese enojo, tuve muy poco o casi ningún logro pues más que con el enojo en ese momento me conecte con el miedo, precisamente con el miedo que describe con tanta precisión la autora de la entrada, el miedo de, incluso en un ejercicio, enfrentarme y expresar la rabia acumulada que tengo a partir de muchas situaciones entre ellas haber vivido muchos tipos de violencia, miedo que responde a las consecuencias que puede tener el enojarme o mejor dicho EXPRESAR mi enojo.

Si me enfado ¿Dejarán de quererme?

Tan enraizada tengo esa creencia que a pesar de las historias normales y anormales de pareja y amistades, raramente o nunca, me he enfadado por el miedo a que me abandonaran, a que por el hecho de cuidarme, pedir respeto o por dar una opinión contraria dejaran de quererme.

Ahora me retan a enfadarme y a poder expresarle a las personas cuándo me hacen daño… Me parece tan díficil… Me da verdadero miedo por las consecuencias y si soy lógica, me parece absurdo!

La conclusión de lo que quería compartir con vosotras hoy, es que cada vez soy más consciente de que no puedo expresar sentimientos que tengan que ver con hacer “daño” a otras personas. En el caso de enfadarme esa es una razón, pero la otra es que tengo la creencia ilógica de que perderé ese amor, sano o insano pero amor, y me quedaré sola de nuevo.

Os diría que la soledad ahora mismo no me da miedo porque entonces, como me decía la persona que me retaba, si te deja de querer porque te enfadas es que no merece tu amistad y tiene toda la razón pero hay una parte de mí que siente más culpa por enfadarse, echándose la culpa así misma que todo el dolor que pueda sentir por lo que al final se da la vuelta la tortilla.

Ahora mismo, mientras releía el artículo me vinieron más preguntas, más creencias sobre estas cuestiones de cuidarse y de enfadarse que creo que son el origen de no poder escucharme, defenderme, exigir algo mejor para mí.

Si hablo ¿Dejarán de quererme? Si me defiendo, ¿Dejarán de quererme?

 

2 thoughts on “El reto de expresar mi enojo

  1. Pienso mucho en lo que ecribes porque es un problema. Si preguntaras a la gente de mi entorno te dirían que nunca me enojo y soy terriblemente políticamente correcta. Nada más lejos de lo que ocurre dentro de mí con tanta rabia. Finalmente he concluido que es la equivocada culpabilidad que sentimos.Necesitamos ser buenas niñas, las mejores. Así que hasta eso nos han quitado la capacidad de enfadarnos, es un objetivo canalizar esa ira y ser lo más asertivo posible pero tenemos derecho al enojo. Gracias por la entrada

Responder a Encontrando el Camino Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s