Creer que las cosas son posibles a pesar de…

Viví hasta el año pasado no sólo creyendo que estoy loca sino sintiendo que soy producto dañado de fábrica, que siempre fui la RARA, la que no encaja en la familia, la que no comprende y no quiere seguir aguantando más. Siempre, SIEMPRE mi familia entera me ha apuntado con sus manos sucias por ser LA diferente. Y me lo creí. En la universidad me diagnostiqué a mí misma con todos los trastornos del estado de ánimo, los de ansiedad, los de la sexualidad, incluso los trastornos en la niñez los vinculé a todo lo “malo” que había en mí desde niña.

Hasta que un día conocí a una persona que me dijo “Yo te creo”, las lagrimas no paraban, ahí todo tuvo sentido y lógica, SOY SOBREVIVIENTE DE ABUSOS SEXUALES, no es una justificación, son SECUELAS que he cargado toda mi vida, me duelen, la carga suele ser muy pesada casi siempre y por esa razón muchas veces suelo desconectarme de mi realidad durmiendo profundamente durante muchísimas horas.

Pero la carga está en el PROCESO de fluir, estoy en el proceso de recuperarme. A veces me parece un sueño, a veces temo que mi GAM desaparezca, es un espacio que valoro tanto que me parece irreal y que en cualquier momento se puede acabar y me voy a quedar sola. A veces siento que mi terapeuta no va a querer continuar acompañándome en este proceso y voy a quedar sola y con las heridas más abiertas que nunca. Sé que son miedos, que son irracionales pero no dejan de ser mis miedos y seguir creyendo que nada bueno merezco y me he percibido contando los minutos de mi sesión o del tiempo que tengo para compartir lo que siento en mi grupo, es como decirme a mí misma es poco lo que mereces, DEBO limitarte porque las necesidades y el tiempo de las demás son muchísimo más valiosos.

A pesar de eso, a pesar de la carga de cada una de las secuelas tengo la esperanza de lograr precisamente eso que dice mi seudónimo REENCONTRARME, no sé si alguna vez fui “yo misma”, no sé si alguna vez viví sin secuelas, no me recuerdo diferente, pero ahora sé que casi todo lo que soy son secuelas y no elementos de mi personalidad. Siento esperanza y confío en mí, en mis fortalezas para reconstruirme. Quiero dejar de sentir que no merezco cosas buenas y fluir con libertad en los espacios que me aportan a alcanzar eso que tanto anhelo.

Anuncios

7 thoughts on “Creer que las cosas son posibles a pesar de…

  1. “A veces siento que mi terapeuta no va a querer continuar acompañándome en este proceso y voy a quedar sola y con las heridas más abiertas que nunca.” Cada vez que tengo cita con mi psicólogo tengo esta sensación, de que va a ser la última y que me da pánico que lo sea, como bien dices que me deje sola ahí en mitad de mi mar de miedos, dolor e inseguridades… Y eso que él me suele decir mucho que está conmigo en este barco y lo siento así. Sé que es verdad pero le tengo tanto pánico a sentirme y verme sola… La soledad que sentimos de niñas fue horrible y creo que el miedo a quedarnos solas, aunque como bien dices tengamos apoyo a nuestro alrededor, es algo que la gente que no ha pasado por nuestra experiencia les cuesta entender…
    Me ha encantado la imagen que has puesto. Nuestra mochila pesa demasiado, es tremendamente duro irte desahaciendo de todas esas cargas pero podemos lograrlo! Poco a poco, sin prisa pero sin pausa.
    Sigue adelante, siempre adelante.
    Un abrazo, preciosa!

  2. Muchas gracias por tu comentario Paperucita, me alegra mucho saber que no soy la única que vive este miedo al abandono cuando se establece un vínculo sano, en este caso el espacio de la terapia. Y como has expresado el camino es sin prisa pero sin pausa, a veces quisiera correr y ver más logros que recaídas, pero supongo que tengo que empezar por RECONOCER mis logros, es algo que hasta hoy no he podido hacer para nada.

    Recibido ese abrazo con uno de regreso para vos!!!

  3. Mucha intensidad y realidad en tus palabras, creo que todos nos sentimos así… Como ser humano en ocasiones sufres injusticias, lloras, sientes abandono, desilusión, decepción y engaños… Puedes caer y derrumbarte, pero siempre tienes la posibilidad de levantarte y seguir tirando hacia adelante, con dignidad y la cabeza bien alta…

  4. Hola valiente. Me ha calado lo de dormir profundamente durante muchísimas horas porque yo también suelo hacerlo y hasta ahora no lo había visto como una válvula de escape…
    Por eso es tan importante cada blog,cada esperiencia…
    Porque de todos aprendemos algo,en mi caso has que me conozca un poquito mejor,gracias.
    Un abrazo.

  5. Gracias a vos Amapola, me alegra retribuir un poco de lo mucho que tus entradas me han aportado a mí, en cada sentimiento que me conecto, en cada oración que para mí son sólo sentimientos raros del día, de mi vida..

  6. Hasta hace un mes o dos, no era consciente de “limitarme” en mi hora de terapia, es el colmo, hasta ponía la alarma en mi cel unos 15 min antes, para no “atrasar” a mi terapeuta que debía estar muy cargada de escuchar a tantas sobrevivientes antes o después de mí, la cuestión es que he pasado por lo mismo que vos, ya no en mi GAM eso es prueba superada! pero como me dolió darme cuenta de lo poquito q me aprecio a mi misma como para “sacarle el jugo” a esa hora, mi terapeuta me lo repite una y otra vez: es tu hora! pero aún después de un año y 4 meses de atención sigo sintiendo que es “la suya” me descubro a mi misma compartiendo tal cual haría un detective: hechos puntuales, siendo precisa y concisa, ni un minuto más y SIII muchos menos. Y no sé si a vos te ha pasado pero hasta ansiedad me da de “no hacer una buena sesión” porque para colmo siento la obligación (que me la he puesto yo, nadie más) de ser una paciente perfecta, es decir, que sabe lo que quiere compartir y puede expresarlo, que irónico me digo hoy a mi misma; no estaría pues en vías de ser dada de alta de terapia, si así fuese? Por lo cual, estoy en el proceso de “sacarle el jugo” a cada sesión y quiero compartirte que en la última hasta me pasé 5 minutos, que no tuve necesidad de poner la alarma, que de eso se encargue mi terapeuta, no es mi trabajo dar por terminada la sesión y algo más que me ha ayudado mucho, es decirme una y otra vez, tanto sola como en presencia de ella, que somos un equipo genial! Que no me va abandonar! (aunque lo he pensado muuuchas veces y me causa un dolor espantoso, ya ni mencionar el miedo) que no es ella la que tiene el problema de “desconfianza y miedo al abandono” que soy yo que no termino de creerme este sueño de tener personas alrededor trabajando para mí y conmigo para lograr mi sanación. Así que te animo a que le saques el jugo a tu terapia grupal e individual, Ese espacio es tuyo! Te lo ganaste, te lo mereces, si, es cierto el compartir de tus compañeras es muy importante pero aquí viene muy bien un poco de egoísmo saludable DALE LA IMPORTANCIA QUE MERECE EL TUYO! estoy segura que ninguna de ellas pensará que estás monopolizando la sesión, cada una se irá abriendo y demandando sus necesidades de tiempo, ve por el tuyo! no te limites al compartir, SIENTE las palabras que de tu boca salen. Se que lo vas a lograr 🙂

    Un abrazo con los 7 colores del arcoiris para vos!

    • Me permito felicitarte por empezar a tomar el control y asumir como TUYOS esos espacios donde la única que tiene el poder de decidir sos vos misma, las demás son recursos, muy importantes y valiosos, pero en fin RECURSOS que están con vos en estos momentos para acompañarte a sanar y a trabajar lo que vos misma decidas que es tu prioridad.

      Perfectamente entiendo lo de las “sesiones perfectas” y ser la paciente “buena”. Eso (en mi caso) tiene explicación a raíz de querer ser la niña buena que se comporta bien, que es correcta y que sí y sólo si hace las cosas bien podrá ganarse el afecto y aceptación que TANTO ANHELA de su mamá (o las figuras maternas), y es lógico pues a mi nunca me han amado por SER QUIEN SOY sino por LO QUE HAGO. Y como me dijo hoy una mujer a quien admiro está sólo en mi modificar esos patrones de AMPLIFICAR lo que no hago y reconocer y felicitarme por lo que si hago, quien soy y lo que hasta hoy he logrado haciendo uso de mis recursos. Suena fácil, pero es un enorme reto.

      Y en cuanto a compartir hechos puntuales, precisos y concisos, también me suena familiar, puedo estar hablando de algo tan doloroso pero los infaltables mecanismos de defensa que tengo también me hacen DESCONECTARME de lo que siento para decirlo de una manera mecánica como si se tratara del relato de una película, tanto así que muchas veces no soy NADA consciente de las palabras que puedo estar diciendo. QUÉ INDIGNACIÓN, qué alcance tienen las secuelas que hasta dentro del espacio de terapia están presentes.

      Yo espero algún día poder liberarme de esos miedos al abandono que mencionas, que por supuesto también los tengo, y me llevan a pensar cada idea irracional que ni te cuento.

      Agradezco tu confianza para compartir y para darme el ánimo de que algún día lo lograré….

      Abrazo de colores recibido con mucha alegría!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s