Más allá del dolor

A veces tengo tantas cosas que decir que no sé ni por donde empezar. A veces no sé ni en qué pienso, por qué estoy aquí y por qué hay “algo” que lleva meses oprimiendo mi pecho. Mi corazón corre aún cuando estoy quieta y no para porque siempre va a cientos de pulsaciones por minuto. Me gustaría mirarme al espejo y que el otro lado me hablara y me contara como se siente, porque yo no lo sé.

A veces no se ni quien soy, porque a veces creo no ser nadie. Quiero ser quien quiera ser. Quiero dejar de sentir que no puedo hacer nada y hacer todo, incluso lo imposible. Quiero funcionar bien. Necesito salir para no sentirme sola, salir y mirar a mi alrededor y ver a alguien a mi lado que me diga que todo va bien. Me frustro porque me gustaría hacer muchas cosas y sin embargo no puedo.Quiero disfrutar y ESTAR en un lugar si así lo deseo y compartir presente en mente y cuerpo con las personas.

SENTIR el dolor de mi niña no es una palabra, es una sombra, es una figura llena de abrazos violentos, como un pulpo, que te agarra y no te suelta, que te oprime, que te ahoga, que te mata lentamente, aunque más lento de lo que debería…

A veces preferiría no sentir, no poder llorar, no poder gritar de rabia, preferiría coserme los ojos, los labios, morderme la piel pero prefiero llorar, gritar y patalear como lo haría siendo niña, porque al menos eso tengo derecho de hacer después de todo el miedo que me atrapa, después de recordar….

NO ESTOY SOLA, y es posible que mi terapeuta tenga razón el inconsciente empieza a hacer conscientes los recuerdos en este momento que puedo enfrentarlos, que tengo más recursos y fortalezas que antes.

Así que me permito sentir más allá del dolor.

3 thoughts on “Más allá del dolor

  1. Si podemos recordar es porque estamos preparadas para enfrentarlos,no lo dudes.
    Duele y necesitamos muchísima fuerza y demasiadas lágrimas para asimilarlos,pero lo más horrible ya paso.
    Ahora son solo recuerdos y ya hemos sobrevivido a su realidad.
    Nunca dudes de tu fortaleza,porque es lo que te ha traído hasta aquí y lo que seguirá haciéndote avanzar.
    Un abrazo.
    Ana

  2. “lo más horrible ya paso. Ahora son solo recuerdos y ya hemos sobrevivido a su realidad”.

    Muy cierto Amapola, lo más horrible ya pasó y sobrevivimos a ello…

    Por eso estamos aquí y seguimos luchando porque somos fuertes y guerreras…. Somos supervivientes… Un abrazo

Responder a anmagoca Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s