Mi lugar seguro

He tenido abandonado mi blog, hace una semana o más no he tenido tiempo para navegar en internet o revisar nada. Y posiblemente no lo haga más durante la semana. Pero hoy tengo algo muy importante que expresar y compartir.

Ha sido una semana de cambios, de adaptaciones, de crecimiento, de responsabilidades. Ha sido una semana intensa. Y a pesar que he sentido muchas sensaciones, emociones, recuerdos hoy quiero centrarme en mi presente, en el aquí y ahora y simplemente DISFRUTARLO, VIVIRLO, SER CONSCIENTE DE ESTE ESTADO. Estoy de celebración!!!

Celebro que el día de hoy me he conectado con mi alegría, con mi vitalidad…

En el tiempo que llevo de proceso, en la atención individual he realizado con mi terapeuta distintos ejercicios para conectar con mi niña, buscarla, verla, escucharla, sentir lo que ella, ésta última creo que la logre hace poco cuando me conecté con su dolor, con sus miedos y su tristeza, las viví con ella, las sentí como ella. Sin embargo, en todo este tiempo no he sido capaz de acercarme a ella, temo tanto lastimarla, temo no generarle la seguridad que tanto necesita, mis miedos me impiden darle lo que sé que tanto necesita de mí.

Durante la sesión de hoy sin ser ese el objetivo estaba creando mi lugar seguro. Un ejercicio de visualización que hasta hoy me parecía absurdo, aburrido e inútil porque NO TENGO UN LUGAR SEGURO, y cada vez que he hecho el ejercicio con otras personas pensaba en mi cuarto, en el mar, pero siempre me quedaba con la sensación de que realmente no eran lugares seguros. Así que me frustraba y me detenía. Esta vez, por primera vez, fue diferente. A medida que mi terapeuta me guiaba con las indicaciones me propuse seguir sus orientaciones y lo he logrado.

Mi lugar seguro está ubicado en un campo precioso, donde predominan los colores, en especial el verde y celeste, no tiene limites….. No tiene nada a su alrededor más que los colores, los olores que tanto me encantan. No está poblado, pero el encontrarme en él no es sinónimo de soledad, al contario, es sinónimo de paz, de encuentro con lo más sagrado en mi interior.

Cercano a él se puede escuchar un río, que no me genera miedo, al contrario, me conecta con la pureza, con la diversión, con la fluidez de mis energías… Es una sensación sanadora.

En mi lugar seguro siempre es de día, siempre está iluminado con la luz que el universo y sol me regalan. La luz solar no quema como suele sucederme.

El río y el paisaje son preciosos, pero no son lo más importante de mi lugar…. En algún sitio del paisaje se puede visualizar algo parecido a una casita en el árbol, pero no está en la altura, es parecido a un refugio… Está rodeado de cortinas con colores pasteles que dan vida y permiten entrada a la luz. Adentro hay todo tipo de cosas maravillosas desde cojines de muchos colores y formas que son acogedores y tienen la función de servir para reposo pero también para diversión…. Dentro hay muchos chocolates de todos los que me gustan y son para mí, también hay crayolas, plastilinas, todo es mío. Es un lugar acogedor, es mío y sólo yo puedo encontrarme en él para disfrutarlo y renovar todas mis energías…..

Cuando ya lo tenía listo en mis esquemas mentales visualicé a mi niña, a esa valiente y preciosa niña que hay en mí. Todos los elementos que iba agregando estaban pensados para ella especialmente, con todo lo que puede gustarle a ella. Al tenerlo listo, la visualicé, emocionada y curiosa. Le pedí que me acompañara y sin pensarlo tomé su manito tan chiquita, lo hice con seguridad, no iba a hacerle ningún daño porque sentía que podía generarle la paz, la seguridad y la confianza que necesita para permitir que una persona se le acerqué. Caminamos un poco para llegar al refugio que le preparé, al llegar miré inmediatamente su alegría en sus ojitos, era como darle una serie de regalos en uno sólo. Era el lugar que tanto soñaba, y era para ella. Ahí podría jugar sin sentir miedo, sin tener que esconderse, podría brincar, dormir un poco, bailar, hablar, colorear, comer. Todo es suyo y es un lugar donde puede sentirse libre para expresarse.

Verla tan contenta me hizo sonreír a mí y casi llorar del orgullo y la felicidad, lágrimas de alegría. Por permitirme crear ese lugar y pensar en todo momento en ella, desde los colores, los olores hasta los juguetes. Y lo más importante porque me dí cuenta y reconocí que SI soy capaz de acercarme a ella y transmitirle paz con mi presencia. Me inundo una alegría inmensa durante toda la noche. Nos despedimos juntas de nuestro lugar, pero con certeza será un lugar para regresar con frecuencia. Se lo merece. Me lo merezco….

Anuncios

One thought on “Mi lugar seguro

  1. Lindo leerte! Sos toda energía y es bella, imagino a tu niña junto a vos, tomadas de la mano y la escena es preciosa, mi corazón se ha llenado de ternura al leerte, que lindo ha sido este primer encuentro, que vengan muuucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s